Las ventas de vivienda en Cali y su área de influencia registraron un crecimiento del 20% en el primer semestre, pese a la baja disponibilidad de suelo urbano.

Gracias  a los estímulos y subsidios  a las cuotas mensuales de los créditos hipotecarios  las ventas de vivienda nueva en Cali y su área de influencia registraron un crecimiento del 20% en  el primer semestre.

Según la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, seccional Valle, en ese lapso se vendieron  9612 unidades habitacionales, 1528 más que entre enero y junio del 2015.

El 54% de las ventas fue liderado por las viviendas diferentes de VIS (mayores a  $93 millones) mientras el restante  46% correspondió al segmento de la Vivienda de Interés Social, VIS.

Jamundí fue el municipio que encabezó este dinamismo con 3846 unidades vendidas, seguido por Cali con 3600 unidades, Palmira con 1189, Candelaria con 465, Yumbo con 430 y Puerto Tejada (en el Cauca) con 82, informó la gerente de Camacol, Alexandra Sofía Cañas.

Baja la oferta

Pese a tales cifras  la oferta de nuevos planes habitacionales presentó un descenso del 4% al bajar  de 7036 unidades en el primer semestre del 2015 a 6729 unidades a junio de 2016. El 74% de esta oferta correspondió a proyectos diferentes de VIS.

La vocera gremial atribuyó esa situación, especialmente en Cali, a los obstáculos del Plan de Ordenamiento Territorial, POT, para desarrollar nuevos proyectos, a los permisos ambientales condicionados por falta de claridad en el uso del suelo y a la falta de articulación  entre Emcali y el POT.

Debido a tal circunstancia, gran parte de la oferta de vivienda nueva —sobre todo de interés social— se continúa trasladando a Jamundí y otros municipios vecinos.

Por ello, a junio de 2016 la oferta de vivienda nueva disponible en el rango de VIS en Cali fue  solo de 26 unidades, una cifra pobre para un municipio con un déficit de vivienda de más de 90.000 hogares, comentó la señora Cañas.

Situaciones similares se presentan en localidades vecinas, poniendo en riesgo el desempeño del mercado de la vivienda en la región. 

El sector constructor jalona 28 subsectores. En la ciudad de Cali y en Yumbo genera más de 77.000 puestos de trabajo.

Otros obstáculos

Camacol se quejó de que por la falta de seguridad jurídica, las iniciaciones de obra —en el primer semestre— retrocedieron  31% en Cali y  su área de influencia. 

Dicho decrecimiento fue encabezado por Palmira con 73% seguido de Cali con un declive del 16%, situación que preocupa al sector constructor.

“Un buen indicador para determinar qué tan fácil es hacer negocios en una ciudad para este sector, son las iniciaciones de obra, pues permiten determinar cómo la falta de certeza jurídica sobre un territorio, afecta la construcción de vivienda”, enfatizó la dirigente de los constructores.

“Hacemos un llamado al sector público en el Valle del Cauca  para la racionalización de trámites, realizar un saneamiento normativo frente a las normas nacionales, prevalecer la institucionalidad, optimizar la información para que ésta sea óptima,  requisitos que permitirán continuar  con la dinámica edificadora”, anotó.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.